Rubén Biasoni fue condenado a 20 años de prisión por abusos sexuales

El viernes 24 de septiembre un tribunal pluripersonal dictó la mayor condena de la historia por abusos sexuales en los tribunales de Reconquista.

Rubén Biasioni fue encontrado culpable de “abusos sexuales agravados por la convivencia contra las víctimas que eran menores de edad, y por el uso de arma de fuego; coacciones; lesiones graves calificadas, en concurso real con amenazas calificadas por el uso de arma, hurto calificado”.

La pena de 20 años y 8 meses de prisión de cumplimiento efectivo, fue dictada por un tribunal pluripersonal integrado por los Dres. Gonzalo Basualdo (presidente), Martín Gauna Chapero y Gustavo Gon.

El infierno en casa

Las víctimas de Rubén Biasioni fueron las hijas de pareja, quienes durante parte del tiempo que duraron los hechos eran menores de edad; y también la madre de ellas, quien fue su esposa.  

Los abusos se extendieron durante casi dos décadas y dieron como resultado el nacimiento de 11 chicos. El tribunal dispuso que una vez que el fallo quede firme, el ADN de Rubén Biasioni integrará el registro de violadores.

La granja del horror

Rubén Biasioni abusó de su compañera y las hijas en una granja rural ubicada en el Distrito de 7 Provincias, perteneciente al poblado de Lanteri.

En 2016, la denuncia de una las víctimas en 2016 reveló los horrores. Abusos sexuales, amenazas con arma de fuego, golpizas que terminaron en cotillas rotas, “Rubén Biasioni, tenía una libreta donde anotaba las actividades de su granja y en la misma, también dejó anotado algunos de los abusos. En algunos párrafos se puede leer ‘hoy le eché dos polvos a…”. Redujo a su familia a una situación de animales”, repasó el periodista Leo Rolón, que siguió el caso desde reconquistasf.com.ar.

La pena más alta

El fallo contra Rubén Biasioni, se transformó en la mayor condena por abusos sexuales en la ciudad de Reconquista, que hasta el momento tenía como mayor pena, los 16 años de prisión dictados contra el sacerdote católico Néstor Fabián Monzón.

Compartí con amigos