Misa Criolla en las escalinatas de la Catedral de Reconquista

En el marco de los festejos por los 100 años de declaratoria de ciudad y en el centenario del nacimiento del compositor santafesino, Ariel Ramírez, los coros de Reconquista, Avellaneda, Villa Ocampo, músicos invitados y ballet, interpretaron la Misa Criolla en las escalinatas de la Catedral de Reconquista.

El espectáculo colectivo que se interpretó hace pocas semanas en Avellaneda, se repitió el sábado 16 de septiembre en Reconquista y en pocas semanas cerrará sus presentaciones en la ciudad de Villa Ocampo.

A la base de los coros de las ciudades de Reconquista, Avellaneda y Villa Ocampo, que estuvieron dirigidos por, Guillermo Leoncini, se sumaron músicos invitados, un cuarteto de cuerdas de la Orquesta Infanto-Juvenil de Reconquista y bailarines del Ballet Amerindia.

El megaconcierto, se realizó como homenaje al maestro Ramírez y enmarcado además en el 100° Aniversario de la Declaratoria de Reconquista como Ciudad.

LA MISA CRIOLLA

Sintetiza, de modo notable, la esencia de la música folclórica argentina y el espíritu de la liturgia católica. Su trascendencia superó largamente las fronteras de ambos universos, para convertirse en una obra de alcance global, que atravesó no sólo los límites geográficos sino los de otros géneros musicales tanto como los de otras religiones, que hicieron propio tanto su contenido artístico como el mensaje que encierra.

La Misa Criolla consta de cinco partes de la liturgia común: Kyrie, Gloria, Credo, Sanctus y Agnus Dei.

Aril Ramírez supo referirse de la siguiente manera sobre su obra:

«No creo que para interpretarla deba necesariamente ser un hombre religioso. En todo caso, sí ser un hombre espiritual para dejarse conmover con la belleza de la obra y más como una obra de paz.  Vivimos tiempos salvajes y un llamado a la paz siempre es urgente y necesario”.

Compartí con amigos