Marcha y conciliación obligatoria en Algodonera Avellaneda

Spread the love

Hace unos 80 días que 430 trabajadoras y trabajadores de Algodonera Avellaneda del Grupo Vicentin sostienen un reclamo para mejorar los salarios que están fijados en 27 mil pesos. El viernes 28 de agosto unos 200 policías los desalojaron de un acampe frente a la fábrica del Parque Industrial de Reconquista. En repudio de la media se convocó a una marcha para el domingo 30, cuando también llegó la notificación de una Conciliación Obligatoria del Ministerio de Trabajo de Santa Fe que el lunes llevó a los obreros a sus puestos de trabajo.

El reclamo y la propuesta de los trabajadores es que la empresa sume dinero al plus por productividad con el que los sueldos llegaban a los 30 mil pesos al inicio del conflicto, y de esa manera estar más cerca de lo necesario para cuatro comidas diarias en una familia donde uno de sus integrantes trabaja 9 hs. por día con turnos rotativos en lugares insalubres, que a la larga pueden ocasionar problemas respiratorios.

El eje de la marcha del domingo 30 de agosto, fue el total repudio al desalojo que tuvo lugar el viernes 28 de agosto mediante un operativo policial del que participaron unos 200 agentes para cumplir con el pedido del fiscal Alejandro Héctor Rodríguez, que se materializó en una orden del juez Santiago Banegas.

En este marco, el Sindicato de Aceiteros y Desmotadores había anunciado una huelga general regional para el lunes 31 de agosto con el objetivo de repudiar el accionar judicial, pero el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Santa Fe -que había convocado una audiencia para el día martes 01 de septiembre- dictó la conciliación obligatoria tanto al Sindicato Aceitero y Desmotador de Algodón como a la Algodonera Avellaneda, por lo que los trabajadores retomarán las actividades mientras dura la misma.

Asimismo, la cartera laboral ordenó a la empresa «que cese en forma inmediata con cualquier conducta que pueda ser considerada o percibida como represiva y/o una violación a los derechos de la libertad sindical de los trabajadores o de sus representantes».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *