«Maestras Argentinas. Entre mandatos y transgresiones»

La escuela, esa representación del Estado que llega a cada rincón del territorio nacional está ligada a las historias de maestras y maestros, que construyen sus días y sueños en ese territorio. Nacidos del mandato normalizador-civilizador, sus historias son también relatos de transgresiones. Reunir relatos de estos actores sociales fue el desafío emprendido por Eduardo Mancini y Mariana Caballero en «Maestras Argentinas. Entre mandatos y transgresiones».

Mariana Caballero es coautora de la investigación que se cristalizó en cinco libros, dos de los cuales, se presentarán en los últimos días de abril en la ciudad de Vera, y en diálogo con el semanario radial, «La Mirada» de la Asociación Norte Amplio por los Derechos Humanos (FM 88.1), brindó detalles del universo que encontrará el lector que recorra sus páginas.

Mariana Caballero

“Es un proyecto que se concretó durante la pandemia porque se terminaron de escribir los dos primeros tomos durante ese lapso, y los siguientes tres tomos se realizaron durante el mismo período… Es un proyecto que tiene que ver editorialmente con ‘Inconsciente Colectivo’, la ‘Margarita Tereré’ y ‘La Toma’, Centro cultural de Rosario y lo hermoso es que invitaron a escribir historias de vida de maestras de todo el país, inclusive de la zona del Norte de Santa Fe, las maestras de La Forestal; el tema de la educación intercultural aparece, de Patricia Hernández, la historia de Ector Catorí… descubrimos que había muchas historias conocidas de maestros y maestras, y muchas historias para descubrir. Casi diría que cada maestro tiene una historia interesante para contar, así que, se convirtieron en cinco volúmenes», expresó la compiladora, Mariana Caballero.

«Inicialmente, encaramos con maestras, porque pensamos que el homenaje tiene que ser a las mujeres porque es un sector desfeminizado, pero después fuimos ampliando en los últimos tres tomos a maestros también, la historia se va haciendo mucho más completa. La historia de las luchas por las injusticias, de la implicación que tienen los docentes, del norte santafesino y en general de toda la Patria hacen que los maestros sean personajes importantes en sus pueblos, comunidades. Y cuando uno habla de un maestro, generalmente, se habla de las situaciones sociales, las luchas por la inclusión, de las comunidades en que esos maestros están metidos. Uno podría leer la historia argentina a través de la historia de los maestros. Una historia escrita desde abajo, que te hace dar cuenta de cómo los maestros pertenecen al pueblo, escriben la historia junto al pueblo, no sólo la escriben sino que la han hecho, la han construido», agregó.

«Pensamos que faltaba un homenaje a los maestros y que estos libros son una manera de hacerlos visibles. Todos tenemos una maestra que recordamos. También hay historias de maestras que no nos gustaron, maestras de la dictadura, que fueron colaboradoras… no es una mirada idealizada sobre los maestros sino que trata de desplegar todas las posibilidades, pero poniendo énfasis en el homenaje a la escuela pública como constructora de la Patria«.

Mandatos y transgresiones

Caballero habló de Sarmiento, de su mandato civilizador a través de las escuelas, formar al ciudadano de determinada manera, con normas a cumplirse, el maestro como actor central en esa lucha contra la ‘barbarie’. 
“Y uno podría pensar que la barbarie tenía que ver con la cultura popular.La imposición de determinadas culturas en las escuelas, de civilizar ante la ‘barbarie’, ése era el papel que el Estado le daba a las maestras… Nosotros en el libro recogimos también la historia de aquellos que transgredieron ese mandato, y transgredirlo no significa siempre que fuera a favor de los sectores populares, algunos desarrollaron políticas menos inclusivas que la sarmientina, los que siguieron el mandato sarmientino y aquellos que transgredieron como esos maestros de la dictadura en contra de un mandato más popular, más democrático. Es un abanico inmenso”.(…)    
Cada uno va a encontrar su historia preferida, historia de vidas de maestros muy cortas, tres páginas, con lo cual hace muy sencilla la lectura, uno puede leer un poquito y seguir al día siguiente a cada uno habrá historias que lo sorprendan, lo conmuevan. Me conmovió mucho la historia de una docente, Olga Fagúndes, que durante la dictadura en Buenos Aires ella cuenta sobre una niña que ella piensa es apropiada, la ve triste, la ve de un modo singular a esa alumna e interviene junto con las Abuelas de Plaza de Mayo para que pueda ser recuperada por sus padres (una de las primeras nietas recuperadas). Esa historia nos habla de cómo un maestro interviene en la vida de sus alumnos y no puede ser indiferente (…).
¿Otras historias? La de Carlos Fuentealba y Sandra Rodríguez, una historia de amor y de lucha que nos conmovió profundamente… la historia de Analía Kalinec, que es una maestra y psicóloga, hija de un represor, una de las fundadoras del colectivo Historias Desobedientes, hijos de represores que repudiaron la acción de sus padres, ella es maestra y cuenta que ingresar en la educación pública le abrió todo un nuevo panorama para comprender su propia historia”.    
Los dos primeros tomos, de un total de cinco que forman el trabajo, se presentarán en la ciudad de Vera a finales del mes de abril anticiparon los autores, aunque todavía no precisaron fecha.

Fuente: La Mirada

Compartí con amigos