Roberto Chavero y el legado de Atahualpa Yupanqui

El carácter universal de la obra de Yupanqui nunca distancio el corazón del poeta de su tierra, por lo que en el marco de la realización del Octavo Congreso Internacional de la Lengua Española, que tendrá a la ciudad de Córdoba como anfitriona en marzo de 2019, la Fundación Atahualpa Yupanqui donó material considerado universal en “la Caja de las Letras”, una suerte de bóveda atemporal en la sede del Instituto Cervantes en Madrid.

 

El grupo de artistas considerados trascendentales es reducido, al punto que, contando con el aporte de la Fundación Atahualpa Yupanqui, Argentina sólo tiene tres representantes en este tesoro hispánico de la humanidad: el fotógrafo Mario Muchnik y Juan Gelman.

Roberto Chavero, es hijo del recordado músico y poeta, y fue el encargado de entregar el material al Instituto Cervantes en España y luego de la aventura por tierras ibéricas dialogó con Ernesto Arzamendia de Radio Amanecer (AM 1290) en la ciudad de Reconquista.

EA. ¿Estuviste en el Instituto Cervantes con Aurora Egido que es la secretaria de la Real academia española?

RC. La señora nos acompañó en dos actos que se realizaron en la Casa de las Letras y en un salón contiguo donde también participaron el Ministro de Turismo de la Nación, el Gobernador de la Provincia de Córdoba, el Embajador de Argentina en Madrid, y la Decana de la Facultad de letras de la Universidad de Córdoba, todos ellos hablaron de la figura de mi padre empezando por el dueño de casa. Luego yo dije unas palabras, al cierre canté un par de temas y pedí que se cerrara escuchando a mi padre con el poema que dijo en su último recital en Zúrich un mes antes de morir.

EA. Juan Manuel Bonet dice que cuando la poesía de tu padre entró a la Casa de las Letras, con ella llegó el viento de La Pampa y de Los Andes, y la memoria de un poeta y un cantor que los cultivó en verso y la prosa, y expresó mejor que nadie el alma de su tierra.

RC. Me sorprendió el conocimiento de la figura de mi padre que tiene la Secretaria como el Director del Instituto Cervantes. Además pusieron mucha pasión, mucho afecto en destacar lo importante que había sido mi padre para los españoles cuando estuvo allá varios años. Creo que hoy la obra de mi padre se constituye en un evidente puente entre los argentinos y la buena gente del mundo que anhelan la paz, la libertad y la elevación de la condición humana.

EA. Creo que tu padre siempre vislumbró eso de que “la luz que baja del cielo alumbra al más encumbrao, y hasta el pelo mas delgao” como diría Martín Fierro y esa vocación por rescatar la profundidad de las historias sencillas.

RC. Él decía que escribía de una manera muy simple para que lo entendieran sus ancestros, que no habían aprendido ni a leer ni a escribir y por eso en el acto homenaje destaqué dos cosas: la condición de origen campesino que tenemos y el cultivar de la copla que es una forma de transmitir sabiduría. Mi padre era un pensador que expresó sus pensamiento en coplas, en versos, en poemas, en narraciones y en los reportajes que le hacían, creo que esa es la dimensión real de la obra de mi padre. Ahí hay un tesoro que ojalá los argentinos lo cultivemos porque nos va hacer bien, es un pan noble que en este caso me toca repartirlo por el simple hecho de ser el heredero y estar a cargo de la Fundación.

EA. ¿La obra de tu padre va a ser el temario del próximo congreso de la lengua?

RC. En Córdoba, las autoridades han decidido que todo este año va a estar dedicado a la lectura y al estudio en las escuelas para llegar a marzo del año que viene con una idea cabal de lo que es esa obra.

EA. Atahualpa tenía el mestizaje en su sangre donde convivían Los Balcanes y lo aborigen, y Roberto chavero también tiene algo de mestizaje porque a la sangre argentina de papá se suma la de mamá que es franco-canadiense.

RC. Mi madre era francesa nacida en Canadá pero mi abuela era canadiense y mis bisabuelos eran irlandeses para el lado materno, por el lado paterno franceses, normandos y sajones.

EA. ¿Cómo se viven esas tensiones culturales?

RC. Para mí es maravilloso. Uno no puede desconocer ninguna de las corrientes de sangre que lleva en sí. Lamento muchas veces cuando creen que para rescatar lo aborigen hay que denigrar al español, cuando en realidad somos producto de esa fusión. Si tocamos la guitarra o el charango es porque hubo españoles que trajeron los instrumentos a cuerda aquí. Mi padre indagaba mucho sobre nuestro origen y descubrió que nuestro apellido Chavero vine de la Georgia de los Balcanes. Están esos que te dicen nosotros somos españoles, pero se olvidan que 900 años estuvieron los Árabes ahí y es probable que algún Árabe haya pasado por su sangre ese concepto de pureza originaria es tan falso si uno se remonta realmente a la historia de la humanidad.

EA. Un autor decía “mi patria es mi humanidad” y ahí hacía una apreciación completa de todos los que estamos pisando este suelo. Te pegas una vuelta por Agua Escondida allá por el Cerro Colorado.

RC. Por supuesto, es mi lugar en el mundo. Al año estaba ahí con mi madre hasta que tuve edad escolar. Entonces para mí, es mi lugar en el mundo y necesito cada cuanto ir y visitar esas tierras y ese monte.

 

Director Editorial, Prof Hernan Agustini
Almafuerte 445 - Dpto N°7
Reconquista Santa Fe 3560 Argentina
Teléfono: (03482) 15673028
Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Encuentranos en Facebook y dale Me Gusta a Reconquista Cultura y compartenos

BilerChildrenLeg og SpilAutobranchen