Festival de Títeres un fuego que no se apaga

La llama del arte de lo posible permaneció una semana encendida en Reconquista donde grandes y chicos se emocionaron con las historias contadas a través de los títeres, que llegaron al Teatro Español y se pasearon por diez barrios de la ciudad invitados por la Compañía Libremano. Ingresá y repasá el festival en fotos.

 

Con más de dos décadas de ediciones ininterrumpidas, el festival de Reconquista “es uno de los más viejos del país”, aseguraron desde la Libremano, la compañía encargada de la organización del evento que año tras año reúne a elencos de distintos puntos del país y el exterior. 

Fueron siete días en los que las valijas  llenas de personajes e historias se abrieron incesantemente para hipnotizar a pequeños y grandes que se rieron y lloraron como enajenados en la sala del Teatro Español y los barrios de la ciudad con titiriteros que llegaron desde Buenos Aires; Córdoba; Resistencia y Cuba.

La sede principal de las funciones fue el Teatro Español de Reconquista en donde las escuelas abarrotaron la sala en cada una de las 10 funciones realizadas entre semana. Pero las historias y los títeres no se quedaron sólo en el Teatro y salieron a recorrer 10 barrios de la ciudad para que todos tengan la posibilidad de soñar y emocionarse con sus aventuras.   

Chicos de la “Escuela San Martín” reflexionando sobre la violencia y discriminación a través de Historia de Burros de la Compañía Nuevalínea de Cuba o niños de la escuela de B° Monte Carlos que junto al Taller de Títeres Triangulo fueron partícipes de la difícil relación entre un pájaro llamado Federico y los titiriteros en una humorística parábola de la relación padres-hijos de la obra “Con esta lluvia”, son sólo dos ejemplos de lo vivido por miles de chicos durante siete días.

Títeres para adultos 

“El teatro de títeres nació como un espectáculo teatral para todo público pero en especial para los adultos, porque, el títere nació como espectáculo popular en las ferias medievales que se hacían en los pueblos a donde llegaban los campesinos para ofrecer sus productos y con el tiempo el espectáculo fue derivando hacia los más chicos, quizás, por eso de que el títere es el arte de la imaginación y por estos días la imaginación es algo que en los niños todavía está fresca mientras que en los grandes se va apagando”, recordaron desde la organización del Festival que desde sus inicios se planteó acercar los títeres también al mundo de los adultos disponiendo de funciones especiales para este público. 

En la 21 edición, las obras seleccionadas para adultos fueron  “Amor y circo” a cargo de Marcelo Peralta del Teatro Harapo de la provincia Buenos Aires y “Los Manipulados”, un espectáculo a cargo de Carlos Martínez del Taller de Títeres Triangulo; ambas con muy buena concurrencia de público, que da cuenta de la formación de espectadores que el Festival fue realizando a través de sus dos décadas “porque algunos de ellos vinieron por primera vez cuando eran alumnos de una escuela primaria y hoy siguen viniendo con sus parejas”, aseguraron desde Libremano.

En “Amor y circo”, los personajes de Marcelo Peralta se iban sucediendo como en una suerte de mecanismo de muñeca rusa, donde un personaje quedaba dentro de otro, aunque sin ser idéntico. Así, un escultor pierde la cabeza para transformarse en la obra que modela; la muerte, “vieja cosechera” de la humanidad, enseñó a vivir y un director de circo, que recorrió todos los caminos del mundo junto a su león con un truco, que no podía fallar terminó dentro de su compañero de viajes.

En tanto que en “Los manipulados” el humor surgió de la reflexión política a partir de que dos títeres de (clase) media descubren que son manipulados por una misma persona y que derecha e izquierda no solamente referencias de orientación espacial a través del juego de dobles y espejos donde las "realidades" de los títeres dejaron traslucir con humor las contradicciones del mundo interno de los espectadores.

Continuidad

“Este es un logro que se alcanzó gracias a colaboraciones de comerciantes amigos, a la Secretaría de Cultura, que auspicia funciones para los niños de los barrios periféricos de Reconquista a quienes se les dificulta asistir al Teatro Español, y al Instituto Nacional de Teatro que nos otorga un subsidio, y que aunque por la burocracia se demora un tiempo en llegar, al final siempre llega”, aseguró Jorge Miceli, que en 1994 soñó con un festival de títeres para chicos y grandes, y que después de dos década puede decir que formó a familias enteras como amantes de “el arte de lo posible” a la vez que puso a Reconquista en la agenda del circuito nacional del festivales de títeres.

El Festival en Fotos

Títeres para adultos

Títeres en B° Monte Carlo

 

 

Director Editorial, Prof Hernan Agustini
Almafuerte 445 - Dpto N°7
Reconquista Santa Fe 3560 Argentina
Teléfono: (03482) 15673028
Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Encuentranos en Facebook y dale Me Gusta a Reconquista Cultura y compartenos

BilerChildrenLeg og SpilAutobranchen