“Banderas en tu corazón, yo quiero verlas”

Prof. Hernán Agustini / Fotos: Mabel Fernández
Más de 350 mil almas peregrinaron hasta Olavarría para escuchar lo que quizás fue el último recital del Indio Solari. Un ritual repetido, lleno de mística, que terminó con dos bajas en el campo y la incertidumbre de los seguidores que vieron como el dueño de la prosa que agitó el rock and rol del país durante más de tres década se fue del escenario sin despedirse.

 

Con Mr. Párkinson pisándole los talones, un disco y una biografía en proceso, Carlos “El Indio” Solari se paró con 68 años en sus espaldas ante más de 350 mil personas en lo que hasta ahora fue el recital más convocante del rock local.

Todo el país tuvo representantes en la “misa ricotera” de Olavarría, una ciudad de 120 mil personas, que escuchó zumbar las canciones que cortaban el aire desde el predio La Colmena donde el corazón le dijo basta a dos fanáticos en pleno recital, haciendo que las facturas políticas y las envidias musicales llegaran sin demora.

En el medio y agitados desde la tele, miles de familias pensaron que estaban frente a un nuevo Cromagnon, olvidando que en cada recital miles de personas se demoran más de la cuenta en llegar a casa sin teléfonos y plata que se fueron en el pogo y el combustible que los movió durante el show.

El tiempo y las investigaciones pondrá luz a las responsabilidades de productores y gobiernos mientras quienes chapoteamos en el barro cantando y saltando en el “pogo más grande del mundo” cuando sonó “JIJIJI” seremos perseguidos por ese recuerdo hasta que de esa llamita, que apenas somos, no quede nada.

Los seguidores siempre supimos y aceptamos el pacto de la ficción por el cual decidimos creer en lo que leíamos y cantábamos, aún después de las advertencias del propio Indio que en “Juguetes perdidos” dialogaba con la “Bella Señora Desencarnada” asegurando que al final de sus días sabe que no podrá dar “algo más que un par de promesas, no: ticks de la revolución, implacable rocanrol y un par de sienes ardientes que son todo el tesoro”.

Si fue el último show y la despedida, El Indio se fue con el más grande tesoro: el cariño y devoción inclaudicable de los seguidores que podrá ofrendar a la Veja Cosechera cuando ya sólo hablarán sus canciones que seguirán calentando soledades como lo supo escribir una piba de Olavarría que llevaba tatuada sus motivos en la remera: “Por qué te gustan tanto Los Redondos, porque fueron los únicos que me abrazaron cuando el mundo me daba la espalda”.


FOTOS:

INDIO SOLARI EN OLAVARRÍA 2017


VIDEO

 

 

Director Editorial, Prof Hernan Agustini
Almafuerte 445 - Dpto N°7
Reconquista Santa Fe 3560 Argentina
Teléfono: (03482) 15673028
Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Encuentranos en Facebook y dale Me Gusta a Reconquista Cultura y compartenos

BilerChildrenLeg og SpilAutobranchen