Rock de los montes con sabor a Ricota

La tercera edición del Forestal Rock congregó a medio millar de jóvenes en Villa Ana donde ni 90 mm de lluvia pudieron apagar el fuego sagrado de la música. Siete bandas pasaron por el escenario que se trasladó de las ruinas de la vieja fábrica de tanino de La Forestal a “El Viejo Almacén” de ramos generales.

 

Los pronósticos anunciaban lluvia desde temprano y los wathsapp con gente en la otra punta de la provincia devolvían imágenes de calles inundadas casi como presagio de lo que iba a suceder en horas de la madrugada del domingo 28 de noviembre como alivio del calor sofocante y de los vahos etílicos obtenidos con tanto placer.

El pueblo de pocos más de 3000 habitantes se agitó desde temprano con los peregrinos (en su mayoría ricoteros), que llegaron desde distintos puntos del norte santafesino para escuchar a Dr. Ricota, la banda santafesina que con la voz del reconquistense, Gustavo Braida, invita a cerrar los ojos y hacer resurgir a Los Redondos, con un parecido como pocos lo pueden hacer en el país.

Pero para llegar al plato fuerte, el escenario se calentó con Hijos de Púa (Las Toscas); Reina Negra (Reconquista); La Lengua (Cda. de Gómez); Fulanos (Villa Ocampo); Kalacawas (Bella Vista) y Grito Clandestino (Corrientes).

Fueron unos 500 jóvenes los que cortaron tickets y como anécdota de esas cosas que pasan en estos días especiales en los pueblos, Alicia Barberis, la autora de “Cruzar la noche”, que estaba en el lugar realizando entrevistas para una futura novela que se anclará en el norte santafesino, se fumó un cigarro mientras veía pasar los grupos de chicos que se arremolinaban en las inmediaciones de “El Viejo Almacén”, un boliche bailable que funciona donde en tiempos de La Forestal funcionó el almacén de ramos generales.

“En líneas generales la organización estuvo bien a pesar de que a último momento tuvimos que cambiar de lugar, lo que terminó siendo un gran acierto porque a media noche se largó a llover y si hacíamos el festival en las ruinas históricas de la fábrica lo íbamos a tener que suspender”, evaluaron desde el equipo organizador.

“De todas formas, El Viejo Almacén, es también un lugar histórico y de esa manera pudimos mantener la esencia de ‘el rock de los montes’, que tiene ese toque de historia y de mística en sus símbolos”, agregaron y destacaron la variedad de estilos representada en las bandas que generaron “muchos momentos memorables en la noche de Villa Ana”.

La noche se atragantó de agua y pasión en un lugar donde cien años atrás las hachas se batían a duelo con centenario quebrachos y La Forestal acuñaba monedas en un distrito de enclave inglés como lo atestiguan los vestigios que todavía cuelgan de las paredes. Conocer el pasado para emprender el futuro pareciera ser el concepto del grupo de jóvenes organizadores que en tiempos donde los teatros de las grandes ciudades venderían su alma al diablo por 300 entradas, ellos arrastraron a más de 500 espectadores a su Villa Ana natal para lo que hubo que sortear 14 km de acceso con pozos inclementes y una noche que parecía salida del mismo Macondo o de la futura novela de la Barberis quizás.

FOTOS: FORESTAL ROCK 2016

 

 

Director Editorial, Prof Hernan Agustini
Almafuerte 445 - Dpto N°7
Reconquista Santa Fe 3560 Argentina
Teléfono: (03482) 15673028
Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Encuentranos en Facebook y dale Me Gusta a Reconquista Cultura y compartenos

BilerChildrenLeg og SpilAutobranchen