El 27 de Abril Reconquista cumple 145 años

El poblado fundado por Manuel Obligado en 1.872 fue levantado en el sitio elegido en por los Jesuitas y Abipones en 1.748 para levantar la reducción de San Jerónimo del Rey. El militar cuya estatua sigue custodiando la Frontera Norte desde su estatua en Plaza 25 de Mayo es el centro de disputas entre quienes lo consideran un “mata indio” y quienes lo ven como un “gran hombre de su época”.

 

La historia de Reconquista está íntimamente relacionada con los primeros pobladores del norte santafesino. La ocupación del territorio en esta región se remonta a comienzos de la era cristiana, unos 2000 años atrás, cuando pueblos cazadores y pescadores se instalan sobre el curso del Arroyo “El Rey” o Ychimaye (“Río de las Calabazas”) en voz abipona.

Milenios más tarde llegarán los primeros españoles jesuitas que instalarán una reducción de aborígenes donde criarán mulas para el comercio con los mercados que abastecían a las minas del Perú, y hace 145 años las tropas del General Manuel Obligado proclamaron la incorporación del territorio a la Nación Argentina arrebatando el control a los aborígenes y transformándolo en tierras productoras de materias primas para los mercados internacionales.

Reconquista

A pesar de que la reducción jesuítica de San Jerónimo del Rey llevaba más de cinco décadas desaparecida, su historia guardaba un fuerte vínculo con la reducción de San Jerónimo del Sauce, un poblado satélite de la ciudad de Santa Fe a 300 km de distancia, hasta donde habían llegado con su patrono a cuestas luego de siete años de peregrinación los abipones sobrevivientes del ataque de los Tobas que destruyó la reducción a orillas del Arroyo El Rey.

“Los sobrevivientes de San Jerónimo pasaron a Corrientes en 1.818 y tiempo después son llevados por Estanislao López a El Sauce donde les da tierra para que funden la primera colonia agrícola de aborígenes y con los hombres forma el regimiento de Lanceros del Sauce. Cómo lograron custodiar el santo mientras huían a Corriente no lo sabemos. Pero la estatua de San Jerónimo que todavía hoy es venerada está la capilla de El Sauce es la misma que estuvo en la Reducción de San Jerónimo del Rey”, explicó el Prof. Dante Ruggeroni, que dedicó gran parte de su vida a estudiar los orígenes de la ciudad desde el Museo Municipal de Arqueología y Paleontología que hoy lleva su nombre.


“Con estas tropas es que López y la provincia de Santa Fe se hicieron imbatibles ante Buenos Aires –continuó- y cuando Obligado se hace cargo de la Frontera Norte le pide al gobernador que le entregue esas tropas de los Lanceros del Sauce por la historia de San Jerónimo, o sea, Reconquista se fundó con un regimiento indígena. Obligado podría haber elegido un regimiento de 100 hombres de cualquier otro lugar pero elige a los Lanceros del Sauce porque sabe que son abipones. Y el mismo gobernador, Simón de Iriondo, dice que le va a poner a la población el nombre de Reconquista en conmemoración a una de las primitivas poblaciones de la provincia, está hablando de la San Jerónimo del Rey”.

General Obligado

“El nombre de Reconquista se lo coloca Obligado el 27 de Abril de 1.872 cuando llega con el regimiento de Los Lanceros del Sauce. Obligado sabe bien que llegó al antiguo territorio de la reducción jesuítica de San Jerónimo del Rey con soldados abipones provenientes de la reducción de San Jerónimo del Sauce”, que son descendientes de aquellos primeros aborígenes que llevaron una vida junto a los jesuitas en 1748.

La llegada de Manuel Obligado representa el avance de la Nación Argentina sobre fronteras internas controladas por pueblos aborígenes durante la Presidencia de Domingo Faustino Sarmiento. El fin es claro: “ordenar” los territorio que se van a “poblar” con inmigrantes europeos dedicados a la producción de materias primas que el país exportaría a los mercados internacionales para alcanzar el “progreso”.

La disputa

Reconquista será la cabecera de una línea de 12 fortines que se levantarán cada 25 km hacia el oeste hasta llegar a Santiago del Estero constituyendo la Frontera Norte. Un proceso que tendrá persecuciones y muertes de grupo de aborígenes registradas detalladamente en los informes enviados al Ministerio de Guerra. Un punto que aún hoy sigue generando disputas conceptuales entre quienes ven al General Obligado como un “mata indio” y quienes lo presentan como “un hombre de su época”.

De lleno en la disputa, Ruggeroni recordó que “quienes llaman criminal a Obligado no dicen que en el Fortín Aguará, los indios que no eran católicos, mataron a los 25 soldados y enterraron viva a las soldaderas (esposas de los soldados) y las madres”. “Hablan de que Obligado mata indios y no hablan de que los otros mataban blancos”.

“Obligado llegó a Reconquista con 100 hombres y ninguno era blanco. Todos eran indios Abipones y deja escrito que de inmediato ‘se mande a construir las casas para los oficiales, el detal, el hospital y dos escuelas, una para varones y otra para mujeres’, lo que es increíble porque en esos años no se hablaba de educación para las mujeres”.

“Más tarde se hace cargo de la gobernación del Chaco y se encuentra con pocas personas que sabían leer y escribir, pero como en Reconquista había creado escuelas se llevó todos los indios que sabían leer y escribir para que formen parte de la administración del Estado, o sea, administraba Resistencia con indios de Reconquista”, concluyó Ruggeroni.

NOTAS RELACIONADAS

El legado que Manuel Obligado nos dejó

 

 

Director Editorial, Prof Hernan Agustini
Almafuerte 445 - Dpto N°7
Reconquista Santa Fe 3560 Argentina
Teléfono: (03482) 15673028
Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Encuentranos en Facebook y dale Me Gusta a Reconquista Cultura y compartenos

BilerChildrenLeg og SpilAutobranchen